En nuestra nota anterior hablamos principalmente de los principios de electromovilidad (ver nota aquí), pero la carga de un vehículo eléctrico puede ser tan importante como el mismo, y tener esto presente a la hora de comprarlo puede evitar pasar malos ratos.

Ahora que tengo el auto eléctrico, ¿Cómo lo recargo?

Si bien en la mayoría de los casos se puede cargar directamente desde la red doméstica (Modo 1 según la norma ICE 61851-1), este tipo de carga es la más lenta de todas y la más ineficiente, puede tardar varias horas e incluso más de un día, además es la que posee más incertidumbre en cuanto a calidad y estado de la instalación eléctrica doméstica.

El modo 2, posee un enchufe no dedicado, pero con sistema de seguridad que protege y controla la incorporación de corriente a la batería (es más seguro que el anterior).

El modo 3, corresponde a un enchufe dedicado, corresponde a un cargador especializado, que permite tener un control más “inteligente” que sus modos anteriores, gestionando la seguridad y proceso de carga.

Los anteriores modos correspondían a carga AC (Corriente Alterna, que es la presente en la red eléctrica de nuestros hogares), y el vehículo lo convierte a DC internamente (Corriente Directa). Pero el modo 4 carga con DC, en una estación especializada, que permite obtener menores tiempos de carga, más segura y optimizada, pero a la vez son los más costosos.

Infraestructura de carga

Para los últimos dos modos, existe infraestructura que se puede instalar para mejorar el tiempo de carga, y que hace más rentable la utilización en ciudad de los vehículos eléctricos, y que además sea capaz de entregar información del estado de todo el sistema. Si además se complementa con energías limpias como la solar fotovoltaica, estamos ayudando a reducir las emisiones y a la vez generar ahorros. Por esta razón Evolusun ha desarrollado infraestructura de carga mediante plantas solares fotovoltaicas que ayudarán a mejorar la experiencia de la electromovilidad (para más información puedes consultarnos aquí).

Para mejorar la experiencia de la electromovilidad en centros de carga públicos, es necesario tener una red de comunicación que permita saber el estado en tiempo real de los centros, su disponibilidad, tiempos de carga, el tipo de cargador disponible, medio de pago u otros. Esto es lo que se conoce como Interoperabilidad y requiere de un acuerdo entre las empresas de carga que existan plataformas interoperables y regulaciones que permitan el su desarrollo.

Actualmente en el país este tipo de normativa, tecnologías de infraestructura y mercados están aún en desarrollo. No obstante, ante la crecida en la demanda y la urgencia de cambios medioambientales, se espera que en los próximos años se encuentre ya en su pleno desarrollo.

En Evolusun queremos estar a la vanguardia y contribuir con la descarbonización, por eso es que si estás pensando en adquirir un auto eléctrico, tenemos oportunidades para mejorar la experiencia de carga de tu vehículo, de manera eficiente , limpia y generando ahorros. ¡Contáctanos!

Abrir chat
¡Hola! Tengo interés en realizar una cotización de un sistema fotovoltaico. ¿Qué información necesito?